IMS Un dia diferente

By Isabel María Sánchez

La Dignidad de Ser…

Deja un comentario

En diferentes momentos a lo largo de nuestra vida nos veremos frente a situaciones que representaran un desafío para nuestra dignidad de ser. En esos momentos es indispensables que estemos en capacidad de reconocer quienes somos, como se manifieste ese ser que somos, que queremos y cual es nuestra misión y contribución a este mundo. 
La falta de claridad en algunos o todos estos puntos es lo que con mucha frecuencia crea gran confusión en las personas y termina debilitando aún más su ya desnutrida dignidad. Desde mi punto de vista y experiencia a continuación mencionare algunas de las distorsiones más comunes:
  • Confundir lo que soy con lo que hago es una de las distorsiones típicas de quienes utilizan su profesión, puesto de trabajo o connotación social como carta de presentación para su dignidad.
  • Creer que solo existe un camino para llegar al objetivo o meta que tienes, muchas personas solo conciben su vida si son parte de algo “grande” confunden su propio grandeza con la de una institución o grupo social. Amparados en la grandeza de otros se aferran a lo que les parece la única manera posible para ellos de hacer realidad sus ya reducidos sueños. 
  • Cultivar una mentalidad de escasez desde la cual los recursos nunca serán suficientes para todos, por lo tanto el temor a perder lo conquistado o a no alcanzar nuevas cuotas de dinero, poder, logros se ve amenazada por el simple hecho de que otros avancen. 
  • Valorar a otros desde una visión limitada, confundir la humildad y la sencillez con la falta de talento o de recursos, confundir la confianza y la esperanza con la ignorancia. La dificuldad para encontrar nuestro valor autentico y puro de constituye en una limitación para ver y apreciar el de otros. 
Recuperar la dignidad del Ser implica reconocer en nosotros mismos todo lo que estamos colocando fuera de nosotros. Volver a conectarnos con nuestro poder autentico que viene de la fuente de luz que brilla en nuestros interior. Implica cambiar nuestros pensamientos, sentimientos y acciones con respecto a nosotros mismos. Vernos, sentirnos y tocarnos con reverencia y bondad en todo momento y en todo tiempo. 
Regalarnos el privilegio de cometer errores y aciertos, celebrar nuestros pequeños avances, ver con esperanza tanto los días de sol o de lluvia.  Recibir con agradecimientos hasta la más pequeña de las bendiciones, saber que el camino de la grandeza es una posibilidad que puedo alcanzar si cultivo la dignidad de mi ser cada día, conciente de que mi grandeza se manifestará de manera diferente y única. 
 La dignidad del ser es la más simple y alta manifestación de quién “Soy aquí y ahora en orden perfecto”
Anuncios

Autor: Isabel María Sánchez

Directora de IMSF Coaching Creativo Consultora, Coach Creativa Facilitadora ( Corporativa y Académica) Diseñadora de Contenidos y Facilitadora de Programas para la Planeación, Gestión y el Desarrollo del Talento. (Gestión del Cambio, Cultura Emocional, Desarrollo de Habilidades Directivas, Desarrollo Organizacional, entre otros)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s