IMS Un dia diferente

By Isabel María Sánchez

La Fuerza del Perdón…

Deja un comentario

Ayer escuchaba algunas historias de todas las bendiciones que se asociación con el mes de Mayo. Como algunas abuelas creían que las primeras lluvias del mes de mayo podría obrar milagros. A mi particularmente me parece que las bendiciones siempre están disponibles a la espera de que estemos receptivos y dispuestos a recibirlas. Sin embargo, me encanta la idea de las abuelas de  que este mes con sus lluvias, celebraciones y alegrías pueden llegar aún más. 
Con el animo dispuesto para recibir bendiciones,  compartimos la fuerza del perdón. Ser capaces de perdonarnos a nosotros mismos y por ende liberar a los demás. Es una de las bendiciones que más nos puede llenar de alegría y luz. Cada vez que nuestra energía queda comprometida con el resentimiento y el rencor se hace muy difícil que podamos ver bendiciones y que la alegría pueda ser el centro de nuestra vida. 
Muchas veces nos envolvemos en el resentimiento y pensamos que si perdonamos y dejamos ir todo ese dolor que entendemos otros nos causaron seremos débiles y vulnerables. Asociamos la valentía con soportar dolor y resentimiento. Es una interpretación con la que todos alguna vez nos hemos castigado y sufrido. Algunas veces la luz llega a nuestra mente y nuestro corazón y nos damos cuenta que sentirnos vulnerables es todo lo que podemos hacer en ese momento. Que ser valientes implica ser capaces de hacer aquello que nos corresponden y que nos hace ser mejores. Abandonamos el “parecer” y nos damos la oportunidad de “ser”
Nuestra verdadera fuerza no se demuestra por la cantidad de resentimiento que seamos capaces de sostener, nuestra verdadera fuerza radica en nuestra capacidad de perdonar. Ser capaces de dejar ir ese comportamiento, ese gesto y todas la intenciones que traía detrás. Saberme responsable por mi forma de proceder y entender que el otro es libre para actuar y proceder según le corresponda. 
Cuando cierro las operaciones de mi fabrica personal de resentimientos y abro las puertas a mi plantación del perdón las cosas van cambiando para mi. En lugar de procesar todos los hechos por sofisticadas maquinarias que en segundos me generan toneladas de malestares y rencores en todos los sabores. Dejo que cada evento de sus frutos, con calma veo como los acontecimientos se desenvuelven entonces puedo notar que cuando las cosas se dejar fluir se pueden transformar a su debido tiempo. 
Muchos eventos y acciones que en su momento parecían desfavorables para mi, con el paso del tiempo han sido bendiciones disfrazadas. Saber que las personas y las circunstancias vienen y van, que no tiene sentido tratar de detenerlas, ni tratar de alejarlas. Si vives el momento que te corresponde tal como es, todo fluirá según le corresponda. 
Utiliza tu fuerza para tu propio bienestar, Ojala que las refrescantes lluvias de mayo, refresquen también tu corazón manifestándose en tu vida la Fuerza del perdón. ” Con las manos abiertas y el corazón disponible emprendo mi cambio. Ese que tanto quiero, que merezco y que tiene sentido para mi aquí y ahora.”
Anuncios

Autor: Isabel María Sánchez

Directora de IMSF Coaching Creativo Consultora, Coach Creativa Facilitadora ( Corporativa y Académica) Diseñadora de Contenidos y Facilitadora de Programas para la Planeación, Gestión y el Desarrollo del Talento. (Gestión del Cambio, Cultura Emocional, Desarrollo de Habilidades Directivas, Desarrollo Organizacional, entre otros)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s