IMS Un dia diferente

By Isabel María Sánchez

Maestros de la sabiduria popular…

Deja un comentario

@font-face { font-family: “Times”; }@font-face { font-family: “Cambria”; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0in 0in 10pt; font-size: 12pt; font-family: “Times New Roman”; }p { margin: 0in 0in 0.0001pt; font-size: 10pt; font-family: “Times New Roman”; }div.Section1 { page: Section1; }

En la sencillez de lo cotidiano muchas personas logran la sabiduría, que tantos deseamos y creemos conquistaremos con conocimientos o estudios. 
Los maestros de la sabiduría popular se hacen expertos en vivir cada día con los retos que se presentan, son capaces de defenderse con uñas y dientes y a pesar de eso no han perdido la capacidad de reconocer las personas en las cuales pueden confiar con solo mirarlas a los ojos. 
Enfrentan cada día miles de “no” y aún así continúan insistiendo porque saben que en algún momento llegará los “si” que necesitan para sobrevivir un día más. 
Son especialistas en Pedir, una de las competencias que más necesitamos desarrollar si queremos ser capaces de influir más positivamente en los demás. Como ellos no tienen “poder” o “autoridad” solo les queda pedir. Piden uno y otra vez hasta que su pedido es correspondido. Muchas veces nosotros que si tenemos “el poder” “el dinero” o “la autoridad” miramos con pena o desden a esos infelices que todos los días salen a pedir. Lo interesante de esto es que nosotros con otras formas hacemos exactamente lo mismo, todos los días tenemos que pedir si queremos vivir un día más. 
La diferencia es que nosotros encubrimos nuestra forma de pedir con el poder, el dinero y la autoridad y entonces hacemos un arreglo mental maravilloso. Creemos que si le pedimos algo a alguien que esta subordinado a nosotros no estamos pidiendo, estamos dando una instrucción y por tanto esa persona “tiene que hacer lo que le decimos” de igual manera pasa con nuestros hijos, sobrinos o cualquier persona que entendamos nosotros podemos dirigir. La verdad es que en el fondo de nuestra orden, instrucción o solicitud hay un “pedido” Todo el tiempo estamos pidiendo y estamos recibiendo pedidos. 
Si por un momento nos diéramos el permiso de reconocernos “pedidores” nos liberaríamos de muchos prejuicios y sin importar el poder, la autoridad o el dinero empezaríamos a influir más positivamente en los demás pidiendo con mayor amabilidad, respeto y humildad. 
Por todas partes tenemos disponibles verdaderos maestros de la sabiduría popular, es suficiente con advertirlos y aceptarlos para que puedes disfrutar de su presencia y sabiduría. 
Anuncios

Autor: Isabel María Sánchez

Directora de IMSF Coaching Creativo Consultora, Coach Creativa Facilitadora ( Corporativa y Académica) Diseñadora de Contenidos y Facilitadora de Programas para la Planeación, Gestión y el Desarrollo del Talento. (Gestión del Cambio, Cultura Emocional, Desarrollo de Habilidades Directivas, Desarrollo Organizacional, entre otros)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s