IMS Un dia diferente

By Isabel María Sánchez

Cuando mi amor no es suficiente para ti…

Deja un comentario

@font-face { font-family: “Times”; }@font-face { font-family: “Cambria”; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0in 0in 10pt; font-size: 12pt; font-family: “Times New Roman”; }p { margin: 0in 0in 0.0001pt; font-size: 10pt; font-family: “Times New Roman”; }div.Section1 { page: Section1; }

Amar es la esencia de nuestra alma. Nuestra sociedad en algún momento decidió que existían maneras correctas de amor y creo una serie de creencias y reglas para convertir el amor en un intercambio perfecto. 
Si te amas entonces tu amas. Si te aman harán todo lo que tu quieras, o al menos eso te harán creer. Las personas que aman a sus familias son…., Los hombres que aman a las mujeres son…., las mujeres que de verdad aman a los hombres son…. los hijos e hijas que aman a sus padres son…. los hermanos que se aman son…. y así continua la lista. 
Invertimos tanta tiempo juzgando el acto de amar, que quedamos sin energía para verdaderamente amar. Algunas veces llegamos a pensar que si amamos a alguien que no lo “merece”, porque quizás esta pasando un momento difícil producto de algún vicio o conflicto. Si entregamos todo nuestro amor esto debería ser suficiente para que decida cambiar, cuando esto no sucede nos llenamos de resentimiento y culpa. 
Llegamos a creer que el amor no es suficiente. Desde mi punto de vista y mi propia experiencia creo que el amor siempre es suficiente para sanar, para triunfar. Solo que no se trata de mi amor apegado y voluntarioso. Se trata de un amor incondicional que regala al otra la oportunidad de que descubra su propio amor por si mismo. 
El amor que es capaz de perdonar, aceptar, transcender el dolor, es el amor que sana. Convierte en una mejor persona a quién lo da y transforma quién lo recibe. Este amor nace desde nosotros mismos, empieza sanando completamente todo nuestro ser y es desde ahí que podemos contribuir para que nazca en el otro. 
Si empezamos a simplemente amar, sin juzgar, sin etiquetar, sin esperar, sin apegos. nuestra vida podría fluir en mayor armonía, nuestra vida encontraría su propio equilibrio, nuestros pasos seguirían la dirección de nuestra alma y nuestros pies estarían conectados con la tierra. 
Un corazón por el que fluye el amor incondicional expande la luz y es capaz de iluminar los pensamientos y las acciones. Si por una vez pudiéramos amar así nuestra vida se colmaría de sanación y perdón. 
Mi amor siempre será suficiente para mi y tu amor siempre será suficiente para ti. Ya no necesitamos hacer intercambios, ahora solo nos resta compartir en armonía desde nuestro propio y autentico amor incondicional.
Anuncios

Autor: Isabel María Sánchez

Directora de IMSF Coaching Creativo Consultora, Coach Creativa Facilitadora ( Corporativa y Académica) Diseñadora de Contenidos y Facilitadora de Programas para la Planeación, Gestión y el Desarrollo del Talento. (Gestión del Cambio, Cultura Emocional, Desarrollo de Habilidades Directivas, Desarrollo Organizacional, entre otros)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s