IMS Un dia diferente

By Isabel María Sánchez

Excelentes bloqueadores de nuestra luz…

Deja un comentario

@font-face {
font-family: “Times”;
}@font-face {
font-family: “Cambria”;
}p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0in 0in 10pt; font-size: 12pt; font-family: “Times New Roman”; }p { margin: 0in 0in 0.0001pt; font-size: 10pt; font-family: “Times New Roman”; }div.Section1 { page: Section1; }

Aprendemos muy temprano la importancia de bloquearnos de la luz, para proteger nuestra piel y evitar daños es por esto que estamos alerta de no exponernos por largos periodos de tiempo a la luz solar y de cuidar siempre utilizar un bloqueador solar. 
Este comportamiento que es sano y preventivo para nuestra salud cuando se trata de los rayos solares o de luces artificiales, se puede volver nocivo si lo utilizamos para bloquear nuestra luz interior, esa que irradiamos cuando nos conectamos con nuestros sueños, con nuestros anhelos, con nuestra misión de vida. 
Muchos de nosotros dejamos que nuestra luz brille por pequeños periodos de tiempo y luego cuando pareciera que vamos a brillar, aplicamos un bloqueador que disminuye tanto el brillo y la intensidad que la luz a penas se puede percibir. 
Así como los bloqueadores solares nos protegen de los rayos de la luz del sol, la duda, la incertidumbre y la preocupación bloquean nuestra luz interior. 
Cada capa de duda que admitimos y generamos por encima de nuestros sueños y planes es un bloqueador que puede evitar que un solo rayo sea emitido. Dudar de nosotros mismos, de nuestra capacidad para obtener lo que deseamos y merecemos, dudar de nuestros planes, es una manera casi automática de cancelar el pedido de ayuda que hemos hecho a la divinidad. Cuando dudamos de nosotros, de alguna manera también dudamos de la divinidad y su capacidad para ayudarnos cuando lo pedimos. 
Otras personas prefieren utilizar la preocupación, este bloqueador brindo unos resultados impresionantes, quienes lo utilizan se vuelven adictos a el, los peores o mejores escenarios desfilan por su mente sin parar. Cada vez que un plan esta tomando forma son tantas las ideas que surgen producto de esa preocupación por fallar o por acertar que podemos quedar completamente paralizados sin saber que hacer. La preocupación nos saca completamente del momento presente y nos deja sin herramientas para aprovechar las oportunidades del aquí y el ahora. Mientras estamos envueltos en ella, la vida se nos va. La  luz se apaga y las ayudas divinas que viene como oportunidades pasan y nosotros no somos capaces de verlas porque estamos envueltos y desenfocados. 
Otras personas son expertos utilizando la incertidumbre como bloqueador de su luz, no importa las señales que reciba, las evidencias de que todo va avanzando, su estado de incertidumbre no disminuye, dicen que ellos necesitan cien por ciento de seguridad para sentirse bien y tranquilos. Entienden que ellos pueden tener el control y su deseo de controlar todo y cada uno de los detalles de su vida, no permite que el universo se mueva, fluya y actúe. Este bloqueador es tan efectivo que cuando una persona lo utiliza por mucho tiempo, llega a incorporar los otros dos y es capaz de pasar largos periodos de tiempo sin ver su luz, aun sabiendo que sigue latente. 
Los estudiosos de la conducta humana, nos habla de la importancia de la actitud positiva, de visualizar escenarios que nos acerquen a nuestros sueños, en fin son tantas las ideas, técnicas y herramientas que nos facilitan para que podamos cada vez con mayor facilidad lograr nuestros sueños, cumplir con nuestra misión, dejar brillar nuestra luz. Sin embargo, nos hemos vuelto tan adictos a estos bloqueadores que nos debilitan, que preferimos mantenernos fieles a ellos, que explorar otras alternativas. 
Algunas personas hacen intentos por mejorar, y al poco tiempo ellos mismos concluyen que todo era como ellos pensaba. Es importante que nos demos cuenta que para realizar un verdadero cambio de comportamiento, necesitamos cambiar nuestra manera de pensar, de sentir y entonces nuestras acciones empezaran a ser diferentes. 
Engañarnos a nosotros mismos con intentos superficiales nos debilita aún más….hoy como todos los días la vida nos regala oportunidades, bendiciones. Hoy como todos los días nuestra luz desea brillar, esta en nosotros decidir si continuo utilizando mis bloqueadores de duda, preocupación e incertidumbre, o si por el contrario hoy decido probar otra formula y empiezo a creer, confiar y esperar lo mejor. 
Que la luz que viven dentro de cada uno de nosotros hoy brille regalándonos esperanza, confianza y fe en nosotros mismos y en nuestra capacidad de ser y sentir.
Anuncios

Autor: Isabel María Sánchez

Directora de IMSF Coaching Creativo Consultora, Coach Creativa Facilitadora ( Corporativa y Académica) Diseñadora de Contenidos y Facilitadora de Programas para la Planeación, Gestión y el Desarrollo del Talento. (Gestión del Cambio, Cultura Emocional, Desarrollo de Habilidades Directivas, Desarrollo Organizacional, entre otros)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s